sábado, octubre 17, 2009

Confusión en los uso de los porcentajes

Surgen muchas dudas en el uso de los porcentajes debido a un uso inconsistente o a un mal entendimiento de la aritmética elemental.

Según todo el mundo, el 50% es la mitad; sin embargo, no siempre está claro con qué se compara un porcentaje. Por ejemplo, cuando se habla de una subida o caída del 10% de una cantidad, la interpretación usual es que este cambio es relativo al valor inicial de la cantidad: por ejemplo, una subida del 10% sobre un producto que cuesta $10.000 es una subida de $10, con lo que el nuevo precio pasa a ser $10.010. Para muchos, cualquier otra interpretación es incorrecta.

En el caso de los tipos de interés, sin embargo, es práctica común utilizar los porcentajes de otra manera: supongamos que el tipo de interés inicial es del 10%, y que en un momento dado sube al 20%. Esto se puede expresar como una subida del 100%, si se calcula el aumento con respecto del valor inicial del tipo de interés; sin embargo, mucha gente dice en la práctica que "los tipos de interés han subido un 10%", refiriéndose a que ha subido en un 10% sobre el 100% de referencia del 10% inicial; aunque en la expresión formal de porcentajes, ésta expresión debería significar una subida del 10% sobre el 10% inicial (lo que da un total del 11%).

Para evitar esta confusión, se suele emplear la expresión "punto porcentual". Así, en el ejemplo anterior, "los tipos de interés han subido en 10 puntos porcentuales" no daría lugar a confusión, sino que todos entenderían que los tipos están actualmente en el 20%. También se emplea la expresión "punto base", que significa la centésima parte de un punto porcentual. Así, los tipos de interés han subido en 1000 puntos base.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada